Hacer una infografía viral

27 Enero, 2015 at 08:00

herramientas-infografias

Las infografías se han convertido, en la época de la imagen en Internet, en uno de los principales métodos para crear y visualizar contenido de forma sencilla y rápida. Es una de las principales estrategias para generar contenido de calidad, ya sea para SEO, Social Media o para ilustrar una noticia, pero, ¿cómo se hace una buena infografía?

Siempre relevante

En el contenido lo que importa es el contenido -valga la redundancia- y no el envoltorio, aunque también. El primer paso para crear una buena infografía es dar al usuario lo que quiere ver. Puede ser información conocida vista desde una óptica totalmente nueva, o datos muy recientes a los que nadie ha dado formato aún.

Como siempre, apunta al corazón del usuario: haz que quien esté leyendo la infografía se ría, se de cuenta de algo en lo que no había pensado antes, reflexione sobre algún concepto trascendental, o se emocione ante una historia.

Para encontrar temas de actualidad puedes utilizar twitter -tanto tu timeline como los trending topics- o herramientas para ver qué es lo más comentado en tu zona, como trendsmap.

investigacion

¡Investiga!

La información es el corazón de una infografía. No tiene sentido hacer algo muy bonito que esté hueco, del mismo modo que es difícil convertir una infografía en un éxito si no cuidamos la parte estética. La información no tienen por qué ser datos, porcentajes, incrementos y sumatorios, pueden ser las últimas tendencias en peinados o las mascotas más populares en tu ciudad, pero para aportar información relevante sobre el tema es necesario documentarse.

¿Dónde hacerlo? Google siempre es un recurso útil, pero si no sabes dónde mirar, puedes documentarte en la página web del INE (Instituto Nacional de Estadística) para datos sociológicos de España, o en páginas como PewInternet en la que muestran toda una variedad de información sobre Internet y la sociedad americana.

También puedes echar un ojo en infografías que ya se hayan publicado -suelen tener la bibliografía en la parte inferior- y coger los datos prestados, o basarte en los ducumentos a los que hagan referencia. Algunas buenas páginas para encontrar infografías son flickr y pinterest, infographics archive o daily infographic.

En casi todos los campos hay asociaciones que recogen datos cuantitativos de ese área, así que si tienes problemas buscando un dato concreto, ponte en contacto con agrupaciones, expertos en ese campo, bibliotecas… y pide ayuda. Recuerda que en Internet está casi todo, pero a veces una llamada de teléfono hace maravillas.

Haz que brille

La infografía tiene que ser potente, sorprendente y fácil de entender.

Si vas a hacer una infografía, apunta alto, ten claro el concepto que quieres transmitir, y no pares hasta que lo consigas.

Entre otras cosas, presta una especial atención a que todo lo que tengas que decir sea interesante: Quita material hasta que no puedas quitar más, porque lo que quede sea esencial. No saber poner un buen filtro hace que se te acaben colando cosas mediocres y el contenido no sea digno de ser compartido.

bocetos

Manos a la obra

Una vez tienes la idea, los datos, y un concepto en la cabeza para darle vida a todo ello, es hora de ponerse a trabajar.

Existen decenas de aplicaciones para crear infografías o ayudarte. Hay posts con las aplicaciones más útiles, aunque personalmente volvería a lo básico:

  • Excel: Si trabajas con datos, excel es una forma genial de representarlos de la manera que más se ajuste a tus necesidades, y con un pantallazo, tener la base sobre la que trabajar en un programa de diseño.
  • Illustrator: Nada como un programa de diseño vecorial para organizar la información de forma entendible y dar como resultado un diseño totalmente único. Todo lo demás es reciclar recursos que ya están utilizan mil personas más.
  • Balsamiq: Una genial herramienta -de pago- con la crear bocetos de aplicaciones, páginas web o infografías. Te permite ordenar los elementos en el espacio y transmitir una idea de forma más clara, rápida y visual.
  • Papel y lápiz: Al final, poder bosquejar de forma simple la idea que tienes en la cabeza para basarte en ella o transmitírsela a alguien, es la mejor ayuda que puedes tener para trasladar ideas gráficas.

Obviamente no todos tenemos estas habilidades, así que hay herramientas gratuitas que te permiten cierto grado de personalización, como piktochart,easel.ly o infogr.am. Aunque pueden sacarte de un apuro, lo ideal sería crear algo único, y si no dispones de tiempo o la habilidad necesaria, siempre puedes ponerte en contacto con profesionales que pueden echarte una mano.

Ahora, hazla viral

Ya tienes el contenido, pero si no sabéis mi opinión, pienso que el gran contenido por sí solo puede caer en el olvido, necesitáis al usuario para que lo de a conocer.

En este paso no voy a contar nada nuevo, pero es importante mencionarlo: Tira de tus contactos online y offline, utiliza las redes sociales (no sólo twitter y facebook, flickr, pinterest o incluso slideshare pueden ser grandes formas de compartir tu contenido). Como con cualquier otro contenido, inclúyelo en marcadores sociales como menéame, compártelo en portales, foros y blogs de tu nicho, e intenta darle mayor visibilidad en la medida de lo posible mediante técnicas como el guest blogging.

Si haces todo esto a la perfección y tienes una buena red de contactos, con tener una infografía que llegue al notable te valdrá para que consiga repercusión.

En este punto, el alcance tengáis tú y tu círculo de contactos y la calidad de la infografía son los dos factores más importantes que entran en la ecuación. Si has jugado bien tus cartas, la victoria está a la vista.